Tiendas online en Barcelona, tiendas online para restaurantes.

Impulsada por la intensa actividad turística, ferias, congresos y exposiciones, convenciones de empresas, en Barcelona florecen propuestas gastronómicas en todos los formatos; pizzería, asador, mesón, cafetería, chiringuito, bar de tapas, gastro bar, restaurante con espectáculo, de comida para llevar… la lista es inacabable. El contacto con empresarios barceloneses de este sector ha suscitado nuestro interés por conocer más a fondo sus estrategias de comunicación online y offline. Las tiendas online también aquí juegan un papel. ¿De qué le sirve a un restaurante una tienda online?

1.- Reservas de mesa. Las reservas se han convertido para muchos restaurantes en una pesadilla. Cada vez con mayor frecuencia, las reservas telefónicas son desatendidas por el propio cliente que hizo la solicitud. Nos dice un empresario del sector: “… te llaman a las 6 de la tarde para hacer una reserva para las 9 de la noche, pero no se presentan”. Algunos restaurantes ya hacen pagar una módica cantidad por reserva que luego es deducida del importe de la cuenta.

2.- Pedidos online. Comer en casa, en familia, frente a la pantalla del televisor, mientras van pasando los últimos capítulos de la serie favorita es una tendencia al alza en los últimos años. Muchos restaurantes ofrecen comida para llevar a través de una tienda online. El cliente elige los platos, paga la cuenta a través de la plataforma y a la hora convenida pasa por el establecimiento y recoge su pedido sin colas, sin esperas y sin demoras.

3.- Venta de merchandising, alimentación y más. Cada vez más restaurantes con una potente imagen de marca diversifican su fuente de ingresos con otros tipos de productos, el merchandising, productos gastronómicos y bonos de regalo. A veces la imagen de marca ni siquiera es percibida por los mismos propietarios del negocio. Esta imagen deriva de la singularidad del establecimiento antes que de su tamaño o volumen de negocio. El encanto de su emplazamiento, la ambientación y los miles de pequeños detalles que rodean la actividad de un restaurante pueden llamar la atención de sus clientes. El diseño de la carta, los saleros o las servilletas son objetos codiciados por muchos clientes que, además los convierten en preciados objetos de regalo. Otro tanto ocurre con algunos de los ingredientes que el establecimiento emplea en su recetario y que gozan de la simpatía del público. La lista de productos susceptible de ese tratamiento es extensa; miel, aceite, embutidos, conservas, son una pequeña muestra. Los bonos de regalo de un menú también merecen una atención cada vez mayor como obsequio, cuando se busca algo original, sorprendente y un acierto seguro.

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información accediendo a nuestra Política de Cookies.